29.6.04

Me pasa como siempre, que tengo tantos pendientes que no me decido a empezar ninguno. Hace un segundo pensé en algo que escribir y ya se me ha olvidado, al menos sirvió de pretexto para entrar a blogger. Han cambiado cosas en los últimos días. Me he cambiado de lugar de vivir, ha sido bueno el cambio, me gusta, es un lugar agradable. Tengo una vecina bien loca, pero buena onda. Otro vecino venezolano, bastante normal. Ya me dí un baño en la tina, tengo en mis pendientes comprar burbujitas. Una señora limpia dos veces por semana y a mi me da como risa el criterio que tiene para acomodar las cosas, tengo la esperanza que un día de estos que se le ocurra levantar la taza y mate la cucaracha. Que voy al HEB y gasté un chorro.Ya casi le digo a la cajera que siempre no. Pero en fin, saqué la tarjeta y pagué, ya en casa reviso la cuenta y veo que el abrelatas que me gustó [ah que gustos tan finos de ella] costaba casi 90 pesos, aaaaaaaaaaaaaaasssssssssssh, con razón estaba tan bonito [porque está bonito], lo peor, llego a la casa, abro el cajón y ahí había uno, chafita, pero abrelatas al fin, que bien revisas Irma.

2 comments:

Manuel said...

¿Cuanto es un peso?, en euros.

Ya volvere por aqui, un beso,

JoeMercury said...

es preciso comprar lo que hace a un apartamento.. nuestro hogar, como un Baño de tina con burbujas, como un abrelatas a nuestro gusto, como el sentarte y saber que lo que ahi hay es tuyo, es tu espacio... Disfrutalo y como dice mastercard.... Hay cosas que el Dinero no puede comprar.. para todo lo demas... hay que trabajar :P JOE